CAOS en Solidaridad; 100 días de violencia salpican a Grupo Xcaret, crisis en la recolección de basura en la zona turística de Playa del Carmen, posible desacato judicial y denuncias de violencia política al interior del Cabildo

Columna: Pensamiento crítico Quintana Roo

El año empezó caótico para el polo turístico de Playa del Carmen con una ola de violencia que ha llegado a medios nacionales e internacionales por la magnitud de los hechos. La elite empresarial del estado de Quintana Roo encabezada por Grupo Xcaret salió salpicado y ve con preocupación el aumento de la violencia en la Riviera Maya donde se ha puesto de moda el ataque de sicarios que huyen en motos acuáticas, situación que ha devenido en la solicitud para la intervención de la marina.

Diversos ataques con huida en motos acuáticas donde destacó el ataque en la playa del Hotel Hyatt ubicado en Puerto Morelos y posteriormente en el Mamitas Beach Club donde fue asesinado el gerente del establecimiento de apellido Mazzoni, emblemático lugar propiedad de Jorge Marzuca, conocido empresario por organizar el Festival Internacional de Jazz de la Riviera Maya.

Sin embargo, los hechos mencionados son únicamente los más mediáticos y han estado acompañados de diversas ejecuciones de policías y otras personas en diferentes zonas de Playa del Carmen, incluyendo playas como Xpu-Ha y CTM, hasta el populoso Fraccionamiento de Villas del Sol.

Crisis en la recolección de basura de Playa del Carmen

El litigio con la empresa REDESOL SRL tiene su origen en la administración de Mauricio Góngora que desconoció el contrato entregado por la administración de Filiberto Martínez por un periodo de 20 años (240 meses), situación que sería imposible realizar con el actual marco legal. Sin embargo, el origen de ese conflicto es de carácter político, ya que durante el periodo de Borge se dio el rompimiento al interior del PRI entre el ala joaquinista y los borgistas.

Mauricio Góngora, delfín de Félix González en aquella época rumbo a la elección de gobernador de Quintana Roo cierra las puertas a la empresa REDESOL ligada al operador político de Carlos Joaquín, el químico Filiberto Martínez y a todas las empresas beneficiadas durante su administración, especialmente el servicio de recolección de basura fue la modalidad preferida del PRI para el desvío de recursos.

Cuando los intereses de Carlos Joaquín retornaron al poder a través de Cristina Torres (2016-2018) y su operador Filiberto Martínez en una esporádica administración de 2 años les permitió vengarse de Mauricio Góngora a través de un proceso judicial y prolongar el litigio de REDESOL, sin embargo, la clave está que decidieron utilizar políticamente el litigio con REDESOL después de ser derrotados en la elección de 02 de julio de 2018 para dejarle una “papa caliente” a la entrante administración morenista de Laura Beristain que logró prolongar el litigio durante toda su administración con situaciones similares que afronta actualmente el gobierno a cargo de Lili Campos Miranda.

Así es, la “papa caliente” producto de la pugna política al interior del priismo y utilizado como “arma política” en detrimento de la administración de MORENA finalmente llegó a manos de sus responsables políticos (“¿justicia divina?, dice el dicho popular”) y es que no es un secreto que Filiberto Martínez es el principal operador político de Lili Campos Miranda, actual presidenta municipal de Solidaridad.

El Tribunal Superior de Justicia aún no ha emitido una resolución al litigio entre el Gobierno de Solidaridad y la empresa REDESOL, situación que pone en jaque al servicio de recolección de basura en el polígono turístico de Playa del Carmen a pesar de la entrega directa y sin licitación que hizo la actual administración para el arrendamiento de camiones que anunció con bombo y platillo.

El cambio en la titularidad de la Secretaría Jurídica deja en evidencia el CAOS que existe al interior de la administración pública a cargo de Lili Campos que parece seguir la misma ruta legal de la administración anterior para no caer en desacato hacia una resolución judicial.

La crisis en la recolección de basura es evidente en Playa del Carmen y es producto de la corrupción en la asignación de contratos a empresas que no cuentan con la infraestructura para brindar el servicio, pero fueron beneficiadas con contratos millonarios durante las administraciones del PRI.

El regidor Marciano Toledo aprobó el Acuerdo por el que se “interviene temporalmente” la Concesión entregada a REDESOL y criticó la gestión del litigio durante la administración de Laura Beristain, sin embargo, su hijo, José Luis Toledo Medina era Tesorero en funciones durante la administración de Filiberto Martínez y su firma aparece en el contrato entregado a REDESOL, mismo que hoy tiene en jaque a la administración en turno para garantizar la recolección de basura en Playa del Carmen.

Los regidores de MORENA, Valentina Álvarez y Alan Ochoa votaron en contra del Acuerdo y advirtieron a los otros miembros del Cabildo de Solidaridad que las decisiones del equipo jurídico de Lili Campos los estaba llevando hacia la configuración de un posible desacato judicial al no existir una resolución en firme del Tribunal Superior de Justicia en el litigio con REDESOL.

Denuncian presunta violencia política al interior del Cabildo de Solidaridad

Los regidores de oposición denunciaron que no fueron contemplados para las reuniones de precabildeo para la construcción de los Acuerdos y denunciaron que apenas 15 minutos antes de realizarse los trabajos de las séptima sesión extraordinaria de Cabildo recibieron la propuesta de los mismos.

Los regidores Marciano Toledo y Mendicutti denunciaron malos tratos hacia el Cabildo pero terminaron votando a favor de los acuerdos. Sin embargo, destacó un reclamo de la Regidora Ángela Sánchez Verá que puntualizó que no tenía información sobre el punto de acuerdo y que no había sido invitada a una reunión de precabildeo en las instalaciones del Municipio.

El reclamo de la regidora provocó una respuesta de Lili Campos que aseguró no había participado en la “reunión de la coalición” (sic). Situación que se tornó tensa al replicar el regidor Marciano Toledo que lo dicho por Lili Campos podría configurar el uso de recursos públicos del Municipio de Solidaridad con fines partidistas según información de Noticaribe Peninsular.

Así una radiografía parcial de los primeros 100 días de la administración 2021-2024 a cargo de Lili Campos en el Municipio de Solidaridad, Quintana Roo que fue criticada por su correlegionaria Hayde Saldaña al catalogarla como inexperta en una replica al tuit de la actriz Sandra Echevarría.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s