Empiezan a abrir las zonas arqueológicas de Quintana Roo

Realidades.- Este domingo 15 de agosto, la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Centro INAH Quintana Roo, reabrieron bajo estrictas medidas sanitarias, la Zona Arqueológica de Cobá, ubicada en el municipio de Tulum, Quintana Roo; la cual podrá visitarse de lunes a domingo, de 9 a 17 horas, con último acceso a las 15:30 horas y un aforo de máximo 2000 personas por día y 230 de manera simultánea.

De acuerdo a las autoridades, el acceso a la zona se hará siguiendo los protocolos establecidos como la aplicación de gel antibacterial, toma de temperatura, uso obligatorio y adecuado del cubrebocas, así como la sana distancia de 1.50 metros entre visitantes durante todo el recorrido.

La Zona Arqueológica de Cobá es una de las de mayor relevancia en el estado por su historia preponderante dentro de la cultura maya, por sus dimensiones geográficas, así como por la belleza de sus estructuras prehispánicas conservadas en la actualidad.

Con aproximadamente 70 km2 de extensión, Cobá estaba comunicada por extensos caminos levantados de piedra, conocidos en lengua maya como sacbé (camino blanco), de longitud y ancho variables. El más largo de ellos alcanza los 100 km y se conecta con el sitio de Yaxuná, muy cerca de Chichén Itzá, en el hoy estado de Yucatán.

La evidencia de los primeros asentamientos humanos registrados en esta zona es entre los años 100 a.C. y 300 d.C., época en que los estudiosos señalan que consistía de una serie de aldeas situadas en la cercanía de los lagos, cuya economía se basaba en la agricultura y la caza. Ya entre los años 300 y 600 d. C., Cobá se desarrolló centralizando el poder económico y político, controlando varios poblados cercanos.

Sitios Arqueológicos en Quintana Roo

En la actualidad, quedan como testigos de esa historia diferentes zonas dentro de los sacbejo’ob que recorren la antigua ciudad de Cobá, los cuales han sido denomidados: el Grupo Cobá, el Grupo Macanxoc, el Grupo D y el Grupo Nohoch Mul. Entre las estructuras más representativas de la zona se encuentran “La Iglesia”, un imponente templo de 25 metros de altura, el juego de pelota y, desde luego “El Observatorio, una singular estructura circular formada por cinco cuerpos redondeados.

Cobá se ha erigido en los últimos años como una de las zonas arqueológicas más importantes a nivel nacional, estando siempre entre las cinco más visitadas en todo el país. Así también, este sitio patrimonial se ha tornado un factor de desarrollo para las comunidades aledañas, las cuales han sabido impulsar distintas actividades económicas alrededor del atractivo cultural y turístico de la zona.

Asimismo, Coba ha sido incorporada a un ambicioso programa de inversión y mejoramiento de zonas arqueológicas, impulsado por el Gobierno de México, el cual traerá en el corto plazo beneficios palpables para la conservación del sitio y para su comunidad.

Como publicamos en REPORTUR.mx, por razones de seguridad y atendiendo a las disposiciones sanitarias para la prevención de contagios del Covid-19, la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) habían informado el cierre de sus puertas al público a partir del miércoles 11 de agosto y hasta nuevo aviso, por contagios de covid.

Fuente: reportur.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s