Octavio Romero espera la reforma de Banxico para reducir en un 40% la deuda de Pemex

Realidades.- Dice a sus colaboradores que el objetivo final de la reforma es captar dólares para recuperar el grado de inversión.

Aliviar la deuda de Pemex es un tema instalado en la conducción económica del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador. El director general Octavio Romero ya comparte a su entorno que su apuesta es, una vez que el Congreso avale la cuestionada reforma a Banxico y la entidad capte el excedente de dólares, utilizar esos recursos para reducir la deuda de la empresa productiva del estado entre un 30 y un 35% solo en 2021.

Romero entiende que esa reducción a la deuda que rebasa los 100 mil millones de dólares le permitirá a la empresa recuperar el grado de inversión, lo cual será además un alivio para Hacienda: los bonos de Pemex están atados a los del Tesoro mexicano.

El uso de las reservas es una tentación latente en la 4T. A finales del 2018, el PT pidió hacer una reforma para que el Banco de México utilice las reservas internacionales para financiar proyectos productivos y combatir la pobreza. 

Una ambición que se estrella con los principios ortodoxos que rigen Banxico, cuyo objetivo de contar con una reserva internacional es coadyuvar a la estabilidad del poder adquisitivo del peso mediante la compensación de la balanza de pagos. En otras palabras, las reservas internacionales son como un seguro para enfrentar desequilibrios macroeconómicos y financieros como la volatilidad del mercado cambiario.

Según Romero, Pemex es el detonante de esta reforma legislativa que tensiona la relación del Gobierno con la banca, la junta de gobernadores de Banxico y -tal vez la fibra más delicada- y los EU, que adviertieron que la nueva norma avalaría el lavado de dinero.

Bajo la óptica del director general, si no se hacía esta norma para captar el excedente de dólares, lo más probable era que el presidente quisiera avanzar en su llamada contrarreforma energética.

Hace un mes y medio circuló en la prensa que en una reunión del Consejo de Pemex se mencionó la posibilidad de utilizar reservas del Banxico para aliviar la deuda de la empresa. A los pocos días, tal como reveló LPO, un sindicato cercano al Gobierno se ofreció a pagar parte del sideral pasivo. Recientemente Moodys advirtió que en el mediano plazo es inviable que Pemex pueda recuperar su grado de inversión.

Fuente: La Política Online

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s