Fed extiende línea swap para México hasta marzo del 2021

Realidades.- El mecanismo swap acordado entre Banxico y la Fed, estaba vigente hasta el 30 de septiembre.

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos extendió seis meses más la vigencia de la Línea Swap que garantiza liquidez en dólares sin costo, abierta con 14 bancos centrales, incluido el Banco de México (Banxico).

Se trata de la línea que garantiza un canje de divisas hasta por 60,000 millones de dólares, para el caso de México, abierta desde el 19 de marzo de este año y que tendrá vigencia hasta el 31 de marzo del año entrante.

A partir de este acuerdo signado por Banco de México y la Fed, el país cuenta con un blindaje en dólares hasta por 313,292 millones de dólares, que representan una posición de liquidez para apuntalar y dar beneficios de percepción del soberano y de otros emisores.

Este blindaje, resulta sumar el monto de reservas internacionales, de 192,292 millones de dólares; más la Línea de Crédito Flexible (LCF) abierta para México en el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 61,000 millones y el canje de 60,000 millones de dólares con la Fed.

Gracias a esta herramienta, la Comisión de Cambios ha instruido al Banco de México a realizar cuatro subastas de dólares para entrar al mercado en momentos donde se presentó falta de liquidez en la divisa verde.

Desde abril a la fecha, se han colocado 11,500 millones de dólares entre participantes del mercado, en subastas de crédito, sin que estos ejercicios generen un costo financiero, pues no se trata de un préstamo, ni una merma en las reservas internacionales.

De septiembre a marzo

Tras el anuncio de la ampliación de vigencia que realizó el Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed (FOMC por su sigla en inglés), el Banco de México emitió un comunicado donde precisó que “estos mecanismos de intercambio están diseñados para contribuir a reducir la tensión de los mercados globales de financiamiento en dólares de Estados Unidos, procurando un mejor funcionamiento en el otorgamiento de crédito en dicha divisa”.

Esto, tanto en el mercado interno como en el externo.

El mecanismo swap acordado entre Banxico y la Fed estaba vigente hasta el 30 de septiembre y con la extensión anunciada, ahora tendrá una cobertura hasta el 31 de marzo de 2021.

El manejo de este mecanismo está sujeto a las directrices de la Comisión de Cambios

A fines de marzo pasado, la Fed suscribió una serie de acuerdos temporales de liquidez en dólares (líneas swap) con 14 bancos centrales, más.

Para todos fijó un límite al intercambio de divisas. Seis de ellos, Banco de México, Banco de Brasil, el Banco de Corea, la Autoridad Monetaria de Singapur, el Banco de la Reserva de Australia; y el Sveriges Riksbank (Suecia), tienen acceso a 60,000 millones de dólares en la línea swap.

Para los otros tres, el disponible para intercambio es de 30,000 millones de dólares y entran en este grupo el Denmark Nationalbank (Dinamarca); el Banco de la Reserva de Nueva Zelanda; y el Banco de Noruega.

Y también tiene abiertos acuerdos con Banco de Canadá; Banco de Inglaterra, Banco de Japón, Banco Central Europeo y Banco Nacional de Suiza.

Misma medicina, distinta dosis

Esta no es la primera vez que se amplia la vigencia de una línea swap entre el Fed y el Banco de México. Entre 2006 y 2010, se mantuvo abierta una facilidad similar, por un monto de 30,000 millones de dólares, es decir, la mitad del actual.

Tras la crisis de las hipotecas subprime/de alto riesgo de Estados Unidos en 2006, también se signaron líneas swap de bancos centrales con el Fed, y  en diciembre de 2007,  se amplió el plazo de la facilidad con México por el mismo monto de 30,000 millones de dólares.

La diferencia con aquel momento es que sólo se recurrió al uso de estos dólares para subastarlos en una ocasión: el 21 de abril de 2009.

En ese momento, por instrucción de la Comisión de Cambios, se subastaron 3,221 millones de dólares. Un monto que fue liquidado en su totalidad para el 12 de enero de 2010.

En ese momento, las reservas internacionales, que son el acervo en dólares propiedad del Banco de México, estaban en 80,000 millones de dólares.  Esto significa que en vez de utilizar sus propias reservas, el banco central utilizó recursos de la línea swap con el Fed para subastar entre los participantes del mercado como una forma de tratar de ordenar la volatilidad del mercado cambiario.

Fuente: El Economista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s