Juez Federal otorga suspensión definitiva para el Tren Maya a indígenas Ch’ol

Realidades.- Fonatur y empresas licitantes deberán detener cualquier obra relativa del tramo 1 del proyecto

La Juez Segundo de Distrito de Amparo y Juicios Penales Federales de Chiapas concedió este 22 de junio la suspensión definitiva de la ejecución del proyecto “Tren Maya”, en el tramo 1, que comprende de Palenque a Escárcega, a un grupo de personas pertenecientes al pueblo Ch’ol, de las comunidades de Palenque, Salto de Agua y Ocosingo, quienes se ampararon ante las obras en el tramo Palenque – Escárcega.

Por lo tanto, las autoridades federales deberán detener cualquier obra relativa del tramo 1 del proyecto, salvo la relacionada al mantenimiento de las vías, hasta en tanto el juicio de amparo no sea resuelto de manera definitiva, informó Equipo Indignación en un comunicado.

En el documento se recordó que el pasado 7 de mayo, integrantes de varias comunidades Ch’ol, presentaron una demanda de amparo en contra del Presidente de la República, del Secretario de Salud Federal y del Director General del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) por la emisión tanto del acuerdo del día 6 de abril, emitido por el Secretario de Salud, como del Decreto del 23 de abril -firmado por el Presidente de la República-, mediante los cuales se determinaba la continuación del proyecto del Tren Maya, a pesar de la pandemia derivada del COVID-19. En dicho amparo argumentaron violaciones a su derecho a la salud, así como afectaciones ambientales y a sus derechos como comunidades indígenas

Ese mismo día, la Juez Segundo de Distrito de Amparo y Juicios Penales Federales de Chiapas determinó conceder la suspensión provisional, señalando, entre otras cosas, que continuar con los trabajos del Tren maya ponía en riesgo la salud de las comunidades ch’ol de esos municipios, así como sus derechos a un medioambiente sano. Dicha suspensión provisional fue revocada por los magistrados del Tribunal Colegiado en Materia Administrativa con sede en Tuxtla Gutiérrez, con el argumento de que el riesgo de contagio por COVID-19 era incierto.

Sin embargo, este lunes, según informó el boletín, después de haber diferido cinco veces la audiencia incidental por la negativa de Fonatur a proveer la información que le requería el Juzgado, la Juez determinó conceder la suspensión definitiva a los integrantes de las comunidades Ch’ol, con lo cual existe una obligación tanto de Fonatur como de las empresas ganadoras de la licitación en ese tramo de detener todo trabajo correspondiente a cualquier obra que no sea la del mantenimiento de las vías ya existentes, hasta en tanto el juicio de amparo no sea resuelto.

La Juez, para fundamentar dicha suspensión, argumentó que los integrantes de las comunidades “auto reconocidos indígenas, habitantes de la comunidad donde tendrá impacto el proyecto, en específico en el municipio de Palenque pudieran resentir una afectación a su esfera jurídica, concretamente en su derecho a la salud” pues la ejecución del proyecto del Tren Maya colisiona, actualmente con el fenómeno de salud nacional suscitado por el COVID-19, cuya existencia y dinámica de propagación está reconocida por el “Acuerdo por el que se establecen acciones extraordinarias para atender la emergencia sanitaria”, en el que se establece entre tantas medidas, “el distanciamiento personal por lo menos de metro y medio, y en la cual se reconoce que su propagación se encuentra estrechamente relacionada con la interacción social”.

Respuesta de Fonatur

Por su parte, Fonatur indicó que el amparo interpuesto contra el Tren Maya no se ha resuelto definitivamente y sólo se refiere a obras nuevas que no han iniciado, ya que los trabajos en marcha son de mantenimiento y rehabilitación.

“El juicio de amparo no se ha resuelto y está pendiente de que la jueza dicte la sentencia. La suspensión definitiva se limita a la obra nueva en Palenque, Chiapas. En ese tramo no se han iniciado trabajos relacionados a obra nueva”, señaló la dependencia en un comunicado.

De acuerdo con Fonatur, la suspensión reconoce que el proyecto Tren Maya puede rehabilitar y/o dar mantenimiento a las vías férreas que ya existen, lo que significa que Fonatur puede continuar con los trabajos al amparo de la ley, y esta medida solo tiene efecto durante el período de emergencia sanitaria como define la jueza.

El Tren Maya ha sido calificado por el Tribunal superior al Juzgado como una obra que en sí misma es de orden público e interés social, por lo que, se procederá al análisis correspondiente, y en su caso, a la impugnación de la suspensión”, precisó.

A su vez, Fonatur entiende la preocupación de diversos grupos por la emergencia sanitaria. Por tal motivo las actividades de rehabilitación y mantenimiento de la vía existente han sido reducidas a las actividades esenciales, en campo abierto, con sana distancia, y con un protocolo de protección en obra avalado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Fuente: LaJornadaMaya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s