Grandes empresas hacen trampa para pagar menos por luz: Bartlett

Realidades.- El director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz, informó que ya presentó una serie de recursos ante el órgano rector del sector energético con el fin de que se terminen que cometen las empresas privadas dedicadas a generar la llamada energía limpia.

Dijo que esas compañías no sólo se benefician al no pagar el transporte de la luz ni el respaldo en sus constantes fallos en el suministro, lo que les ahorra miles de millones de pesos al tener un servicio intinerante, sino que además han incurrido en un ilícito al presentar como socias a otras corporaciones, que en realidad son sus clientes.

Se trata de un pliego ante la Comisión Reguladora de Energía (CRE) en el que la CFE exige terminar con cometido por las grandes empresas del país como Grupo Salinas, Oxxo, Walmart, Soriana, Peñoles, Cinépolis y Kimberly Clark, entre muchas otras, que pagan precios muy bajos por la electricidad que consumen, ya que simulan ser socias de Iberdrola, de Enel Energía, American Ligth and Power y otras dedicadas a la generación eléctrica, lo que les permite utilizar gratuitamente la red eléctrica, como lo hacen las propias trasnacionales, que tienen plantas eólicas y fotovoltaicas.

Energías limpias, pero legales

Bartlett Díaz, al ser entrevistado por La Jornada, comentó que esperan que la CRE resuelva pronto esa y otras peticiones que han hecho sobre que tomó esa comisión durante el sexenio de Enrique Peña Nieto para beneficiar a las empresas privadas, en su mayor parte extranjeras, que entraron al llamado mercado eléctrico y a las que se otorgaron beneficios indebidos para que obtuvieran grandes ganancias a costa de la CFE e, incluso, no descartó acudir a las demandas penales.

Es indignante, dijo, que Iberdrola simule ser socia de las 18 mil tiendas de la cadena Oxxo –que mantienen prendida la luz día y noche– cuando son realmente sus clientes. Lo mismo sucede con Walmart o con Kimberly Clark, la empresa de Claudio X. González.

Bartlett recalcó que .

El coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, se refirió la semana pasada , y en la entrevista el director de la CFE lo corrobora al explicar cómo opera el famoso mercado eléctrico que se estableció en la reforma energética de 2014, donde gana clientes el que más barato genera.

Se trata de sociedades de autoconsumo simuladas y esos 17 mil clientes que dicen tener .

Expuso que eso formaba parte del plan de privatización que empezó Carlos Salinas de Gortari y concluyó Enrique Peña Nieto, con su reforma energética que pretendía liquidar a la CFE y dejar el suministro eléctrico en manos de empresas extranjeras.

Explicó que Salinas de Gortari reformó la entonces Ley Eléctrica para introducir la figura de generadores independientes, esas empresas fueron creciendo y hasta Enron, el gigante energético que en 2001 se declaró en quiebra, instaló antes tres plantas en Monterrey.

La reforma de Peña Nieto fue más allá y abrió el llamado mercado eléctrico para que empresas privadas compitieran con la CFE. Recuperó la figura de autogeneradoras en la que están ahora Ibedrola y otras trasnacionales, pero no estableció que usaran de forma gratuita la red eléctrica nacional para transportar la energía hasta sus miles de clientes, como lo hacen, resaltó el funcionario.

Respaldo gratuito de la CFE cuando fallan

Bartlett afirmó que las empresas privadas dedicadas a generar energía eólica y fotovoltaicas tampoco desembolsan ni un centavo en el respaldo que les proporciona la CFE. Explicó que se permitió que éstas se establecieran , sin planeación alguna, y por eso, cuando no hay viento ni energía solar, dejan de generar el fluido.

“Ello es muy frecuente, cada vez que la nube pasa o no sopla el viento no generan energía y de inmediato, en ese instante, suben la electricidad nuestras plantas. Eso se llama respaldo y no lo pagan tampoco. Por eso la energía que generan es más barata y prueba la falsedad que han difundido: que la nuestra es más cara y que nuestra infraestructura es obsoleta.

El sexenio pasado la CRE dio permisos , por lo que actualmente están conectadas al sistema eléctrico nacional 589 centrales con una capacidad de 82 mil 568 megavatios, mientras la demanda máxima es de 49 mil 379. Para 2024 se tiene autorizado la instalación de 127 más.

Recordó que cuando el anterior director de la CFE, Enrique Ochoa Reza, entregó las oficinas le dijo que se requerían 100 mil millones de pesos de inmediato para invertir en la red nacional con la finalidad de dar cabida a las empresas privadas. 

Consideró que tal decisión está también relacionada con las protestas y las campañas de desprestigio que ha impulsado el Consejo Coordinador Empresarial, cuyo presidente, Carlos Salazar Lomelín, estuvo en una reunión en la Secretaría de Energía en la que se informó que se van a terminar las ilegalidades, así como el PAN, el PRI y otros sectores y voceros de la derecha, por el Acuerdo del Centro Nacional de Energía (Cenace) de posponer la operación de 17 nuevas plantas de generación solar y de viento.

Agregó que ese acuerdo está enmarcado en la propia Constitución para garantizar, durante la pandemia de Covid-19, la confiabilidad del sistema eléctrico y que la red no caiga o que pudiera haber apagones masivos, precisamente por la intermitencia de las empresas dedicadas a la generación limpia. Por eso tiene la seguridad de que los amparos que han presentado serán rechazados.

Fuente: Jornada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s