Tiroteo en el Metro de Nueva York a hora pico de la mañana; más de 30 lesionados

Realidades, Nueva York. Un hombre armado que portaba una máscara antigás hizo estallar ayer una bomba de humo y empezó a disparar con una pistola dentro de un vagón del Metro de Brooklyn en hora pico de la mañana. Resultaron heridas más de 30 personas; 17 por impactos de bala y otras por el humo y los golpes resultado del pánico.

La policía buscaba, como persona de interés, a un individuo de nombre Frank James, después de que se rastreó una camioneta de mudanza alquilada de la compañía U-Haul, presuntamente usada por el atacante, así como el arma que se usó en el tiroteo. Antes de identificar al sospechoso, la policía ofreció una recompensa de 50 mil dólares por información que pudiera ayudar a detenerlo.

La labor de las autoridades se volvió difícil, pues el sistema de cámaras de vigilancia en la estación Sunset Park estaba averiado.

La Autoridad Metropolitana de Transporte anunció el año pasado la instalación de cámaras de seguridad en las 472 estaciones del Metro de la ciudad, y prometió que el sistema ayudaría a poner a los delincuentes en una “vía rápida hacia la justicia”.

Eric Adams, alcalde de Brooklyn, admitió que hubo un problema con las cámaras y se cuenta con imágenes limitadas de lo ocurrido. Prometió que el sistema de vigilancia será reparado y que lo que se alcanzó a grabar será analizado por la policía.

Las imágenes con las que se cuenta muestran a los viajeros saliendo aterrados del tren, algunos cojeando; al menos uno perdió el conocimiento en el andén.

Cinco de los heridos se encuentran en estado crítico y otros 29 fueron atendidas en varios hospitales por heridas de bala, inhalación de humo y otras afecciones.

La estación Sunset Park está en un barrio en de Brooklyn habitado sobre todo por comunidades latinas y asiáticas. La policía indicó que el autor fue descrito por testigos como un hombre fornido que llevaba sudadera y capucha. La policía cree que actuó solo.

Threstan Ralph, de 34 años, habitante de Brooklyn, contó a la agencia de noticias Afp que al llegar a la estación vio “una nube de humo y personas en el piso, todo era un caos. De inmediato pensé que tenía que alejarme”.

Otro pasajero, Yav Montano, explicó a CNN que la granada de humo explotó “unos dos minutos antes de llegar a la estación.”

“Estábamos bloqueados en el vagón. Había mucha sangre en el suelo”, agregó.

Keechant Sewell, comisionada de policía, aclaró que no se investiga el ataque como terrorismo, pero que “no descarta nada”.

Las autoridades entregaron a los agentes la foto de un sospechoso. Se dijo a los agentes de la ciudad que estuvieran atentos a una camioneta de mudanzas U-Haul rentada, con placas de Arizona. Por la tarde, se encontró el vehículo que coincidía con la descripción.

Los investigadores recuperaron una pistola y las bombas de humo del atacante, que ya están siendo analizadas. Añadieron que se cree que el sospechoso tenía al menos dos cargadores de alta capacidad para su arma de fuego y que sólo dejó de disparar porque el arma se atascó.

El Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos completó una búsqueda urgente para identificar al fabricante, al vendedor y al propietario anterior de la pistola.

Un usuario grabó un video a través de una puerta cerrada entre vagones, que muestra a un hombre levantando un brazo y señalando algo, posiblemente la puerta de una cabina de conductor, mientras suenan cinco detonaciones.

Otras imágenes muestran a personas atendiendo a pasajeros ensangrentados tendidos en el andén, algunos en medio de lo que parecen ser pequeños charcos de sangre, y a otra persona en el piso de un vagón.

Sewell narró que, según testigos, el sospechoso se puso la máscara en el vagón del tren cuando éste estaba a punto de entrar en la estación, luego sacó un bote de su bolsa y lo abrió.

“En ese momento el tren comenzó a llenarse de humo. A continuación, abrió fuego, alcanzando a varias personas en el vagón y en el andén”, añadió la comisaria.

Fuera de la estación, zona conocida por su próspero barrio chino y por las vistas a la Estatua de la Libertad, las autoridades bloquearon una docena de manzanas y acordonaron las inmediaciones. Las escuelas del barrio fueron cerradas por motivos de seguridad. Las clases se suspendieron en toda la zona.

Fuente: lajornada.com.mx

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s