‘Cachan’ a cabildero de firma italiana en curul

Realidades, Ciudad de México. Morena aplazó para el Domingo de Resurrección la sesión para debatir la reforma eléctrica, en un intento por convencer a un sector de la oposición de respaldar el dictamen que ayer se aprobó en una cerrada votación en comisiones.

De esta manera, la sesión convocada para hoy se pasó para el 17 de abril y, aun así, PAN, PRI, PRD y MC ratificaron que su voto será en contra, por lo cual no se lograría el sufragio de las dos terceras partes de los diputados presentes en la sesión.

Morena argumentó que se aplazó el debate para que se conozca más el dictamen, pero los coordinadores del PRI y PAN, Rubén Moreira y Jorge Romero, señalaron por separado que se atrasó porque la bancada guinda “no acepta lo inminente”, esto es que la reforma no pasará. “Morena no tiene los votos hoy y no los tendrá el domingo”, acotó el presidente del tricolor, Alejandro Moreno.

Las bancadas opositoras ya se habían atrincherado en el Palacio Legislativo, pero ante la decisión de Morena decidieron regresar la noche del sábado.

Setenta de los 71 priístas incluso se preparaban para dormir en sus oficinas y así garantizar la asistencia de toda la bancada a la sesión, ante un eventual bloqueo del recinto.

Por la tarde, la bancada tricolor llegó en dos autobuses con mudas de ropa, cobijas y almohadas. Cynthia López Castro difundió un video donde mostraba su ropa de cama para dormir en un sillón. La vocera del CEN, Paloma Sánchez, portó una pancarta en la que se leía: “aquí van 71 votos contra la reforma”.

No obstante, el único priísta ausente fue Carlos Aysa, hijo del ex gobernador Carlos Miguel Aysa, de Campeche, quien rompió con el dirigente nacional, Alejandro Moreno.

Con esta jugada, el PRI buscó garantizar que no habrá ausencias de sus diputados –como apostaba Morena– y que el voto en contra será en bloque. Ante el cambio de fecha, Moreno les pidió a los diputados asegurar su presencia el sábado en la ciudad.

Los 15 perredistas y la mayoría de los 113 panistas también pretendían dormir en la cámara. De plano, el perredista Francisco Huacus llegó con un petate.

A su vez, los diputados de Morena habían sido citados en un hotel cercano, ubicado en Viaducto.

Paolo Salerno, representante de la italiana Enel Energía, fue descubierto ayer, durante la discusión en comisiones de la reforma eléctrica, sentado en una curul junto a la perredista Edna Díaz, por lo que Morena pidió que se levantara y lo echaran del pleno. Foto tomada de video

A la sesión de las comisiones unidas de Energía y Puntos Constitucionales, el coordinador de la bancada guinda, Ignacio Mier, asistió para presentar oficialmente una reserva con la que, insistió, se atendía la propuesta de 12 puntos que PAN, PRI y PRD hicieron pública la semana pasada. La oposición reviró que sólo se incluyó el derecho humano a la electricidad.

“Están atendidos”, les dijo Mier desde la tribuna del salón de sesiones, adonde se trasladó la reunión de trabajo ante el cúmulo de diputados y asistentes.

Incluso se coló el cabildero Paolo Salerno, quien representa, entre otras, a la italiana Enel Energía, y hasta participó en los foros para hablar contra la iniciativa presidencial. Sin pudor, Salerno ocupó una curul en la bancada perredista, pero el vicecoordinador de Morena, Leonel Godoy Rangel, pidió que se levantara y lo sacaran del pleno. Las curules, acotó Godoy, son sólo para diputados.

Ayer, en un último intento por influir en la postura anunciada por la oposición, Mier expresó: “Falta que tomen una decisión. Están con México o en favor sólo de intereses extranjeros”.

El dictamen se aprobó con 24 votos a favor y 19 en contra de los integrantes de la Comisión de Energía; y 22 a favor y 18 en contra en la de Puntos Constitucionales.

En la presentación de posturas, la vocera de Morena, Andrea Chávez Treviño, manifestó que la reforma “busca acabar con los caciquismos privados extranjeros, que se adueñaron del mercado nacional, a costa de la mayoría, del territorio y de las finanzas públicas”.

El centro de los cambios es que el Estado tenga la capacidad de decidir sobre la política eléctrica de México, y no se repita la experiencia de España, “donde empresas como Iberdrola amenazan dejar a todo un país sin energía”. Concluyó: “La mayoría social respalda esta reforma. Y este espacio debería hacerlo también”.

Reginaldo Sandoval (PT) incluso llamó a los legisladores a que “se liberen de las cadenas que los atan a intereses… esperamos que no se equivoquen, porque sólo hay dos caminos: quienes estamos a favor del pueblo de México y por rescatar el sistema eléctrico, y los que están a favor del interés de los privados, sobre todos los extranjeros”

Fuente: lajornada.com.mx

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s