Ingenieros chinos establecen un récord al transmitir 1TB en solo un segundo

Realidades.- Unos científicos pudieron emitir con éxito más de 10.000 videos en alta definición de forma simultánea gracias a las llamadas ondas milimétricas de vórtice. China está a la cabeza en el desarrollo de la tecnología 6G.

Mientras la tecnología de transmisión de datos 5G comienza a expandirse por diferentes partes del planeta, China, que ya lidera a nivel mundial el desarrollo de la futura red 6G, ha establecido un nuevo récord en velocidad de transmisión de datos, según dio a conocer el medio South China Morning Post.

En un experimento guiado por el profesor Zhang Chao, de la escuela de ingeniería aeroespacial de la Universidad de Tsinghua -Pekín-, unos investigadores lograron transmitir datos a 1 Terabyte en tan solo un segundo y a 1 km de distancia, muy superior a la tecnología 5G, que puede alcanzar hasta 20 Gigabytes en un segundo.

Mediante la revolucionaria tecnología de las ondas de vórtice milimétricas, una forma de onda de radio de altísima frecuencia, la línea de comunicación inalámbrica experimental podía transmitir simultáneamente y en directo más de 10.000 videos en alta definición, según narraron los especialistas.

Hacia «una nueva dimensión»

En la actualidad, los teléfonos intelgentes usan ondas electromagnéticas para establecer la comunicación. Esa información se puede observar por picos de «sube» y «baja» de estas ondas, que desde un punto de vista matemático solo tiene dos dimensiones.

Sin embargo, las ondas de vórtice milimétricas poseen una forma tridimensional, similar a la de un tornado. Según Chao, las ondas de vórtice milimétricas añaden «una nueva dimensión a la transmisión inalámbrica», agregando que el experimento sugería que China estaba «a la cabeza del mundo en la investigación de posibles tecnologías clave para la red 6G».

Un transmisor generó un vórtice más pequeño

El equipo de investigación se dio cuenta de que uno de los principales problemas que tenían estas ondas de vórtice milimétricas era que su tamaño aumentaba con la distancia, por lo que la señal se iba debilitando, dificultando así la transmisión de datos a alta velocidad.

Para solucionar este problema, se utilizó un transmisor único que generó un vórtice más pequeño, haciendo que las ondas giren en tres modos diferentes para transportar más información. De esta forma, el dispositivo receptor podía recoger y descodificar una enorme cantidad de datos en apenas un segundo.

«Lo más emocionante no es solo la velocidad. Se trata de la introducción de una nueva dimensión física, que puede dar lugar a un mundo completamente nuevo con posibilidades casi ilimitadas», dijo anónimamente uno de los investigadores al medio chino.

Fuente: dw.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s