Los bancos: las instituciones más corruptas de México

Realidades.-Las instituciones más corruptas y grotescas del México contemporáneo son los bancos, la gente que colabora en ellos desde hace mucho perdió todo sentido de lealtad a sus empleadores y con ello a los clientes a quienes traicionan, defraudan, engañan, hostigan y torturan psicológicamente. A su vez los bancos se sienten y, hasta el momento, se saben intocables.

Hace poco más de un año nos enteramos de un íntimo amigo y maestro de vida; Antonio Velasco Piña, quien fuera objeto de un fraude bancario en una de las formas más ruines que existe al interior de algunas instituciones bancarias. El target de este modus operandi son perfiles como el de Velasco Piña pocos meses antes de morir, adultos mayores con algún tipo de enfermedad crónica con sus ahorros guardados en sus cuentas bancarias a quienes vacían sus fondos y en los largos y complicados trámites de aclaración muchos de ellos mueren y con ello consolidan el hurto. Recuperar sus ahorros del banco fue una de las últimas batallas floridas de don Antonio, este episodio lo denunciamos en este mismo espacio y exigíamos que se corrigiera este flagelo con todos los adultos mayores que están sufriendo esto, hemos recibimos varias llamadas de gente que nos ha narrado casos similares.

En esta ocasión somos nosotros directamente quienes vivimos un atropello como el que impunemente hacen los bancos con sus clientes, y narramos brevemente nuestro caso para abonar a la memoria y múltiples crónicas de la corrupción en los bancos reiterando la pregunta a todos nuestros lectores ¿Hasta cuándo como sociedad los vamos a tolerar?

Desde hace meses hemos tratado de pagar la totalidad de un crédito hipotecario con el banco Santander, la forma de hacerlo es a través de la figura de redención de pasivos por parte del Fovissste, una prestación social a los servidores públicos. Durante meses el banco hizo hasta lo imposible para no darme la carta saldo como lo pide la notaría, después de todo un calvario obtuve la carta. El día 4 de agosto Fovissste me notificó que ya había realizado el pago de la totalidad de mi deuda hipotecaria a Santander, desde entonces comenzó la tortura sicológica del banco a mi persona.

Inmediatamente del correo recibido por parte de Fovissste llamé a “Superlinea” para preguntar qué pasaba con dicho movimiento, la señorita que me atendió me levantó un número de folio asegurando que a más tardar el 20 de agosto tendrían una solución a mi problema. A partir del 5 de agosto comenzaron a llamarme personeros del banco para cobrarme mi mensualidad de agosto. Cabe destacar que yo jamás le he fallado a la institución, siempre he pagado puntualmente, inclusive quitándole el pan de la boca a mis hijos con tal de cubrir mi compromiso con el banco, sin embargo desde el 5 de agosto en promedio me llaman de 6 a 8 veces al día para cobrarme un dinero que ya no les debo, las llamadas han llegado al grado del acoso, antes de las 7 de la mañana, inclusive en domingo abusivamente marcan, además todos los que me llaman dan distinta información, una situación esquizofrénica.

El 20 de agosto el banco no cumplió con su promesa pero me contacto a mi WhatsApp un tal Guillermo Suárez en un tono más amenazante para que pagara la mensualidad (la que insisto ya está incluida en lo que pagó Fovissste), le expliqué la situación y ya ni se tomó la molestia de darme un nuevo folio de seguimiento; Mi gerente de sucursal me informó que el martes 24 de agosto quedaría resuelto mi problema, no sucedió así. El acoso de personeros del banco no ha parado. Y desde la semana pasada nadie de la sucursal me contesta. Cabe destacar que este mismo fin de agosto Fovissste me pide el primer pago mensual para no generar atrasos, y Condusef (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros) no contesta.

Sé que reconoces en estas líneas de alguna u otra forma, tú, querido lector, seguramente haz sufrido de estos atropellos de los bancos y te invito a que hagamos conciencia, se están robando nuestros sueños, el fruto de nuestro sudor y hasta a nuestros seres queridos. ¿Hasta cuándo?

Fuente: lajornadamaya.mx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s