“LA RED AVISPA” LA PELÍCULA DE NETFLIX QUE INCOMODA AL EXILIO CUBANO EN MIAMI

Realidades.- La más reciente producción de Netflix busca incomodar en temas políticos a través de “La red avispa”, una historia basada en hechos reales que retrata a la organización de espionaje que la revolución cubana armó a principio de la década de los 90.

Se trata de una coproducción entre Francia, España, Bélgica y Brasil, a cargo del director francés Olivier Assayas y con un elenco muy prometedor: Penélope Cruz, Édgar Ramírez, Wagner Moura, Ana de Armas, Gael García Bernal y Leonardo Sbaraglia.

Al anticastrismo de Miami no le gusta 'La red avispa' y pide su retirada -  Zeleb.es

La historia sale de los formatos tradicionales al dar voz a todos los protagonistas, sin tomar partido explícito por ninguno, postura que se fija desde el inicio del filme, cuando un texto asegura que en ese tiempo, Cuba vivía bajo un régimen comunista autoritario, pero, a su vez, que su pueblo sufría las consecuencias del bloqueo económico impuesto por Estados Unidos.

Así, la trama sigue al piloto René González (Édgar Ramírez) quien roba un avión de su trabajo y vuela hasta Estados Unidos para pedir asilo económico y denunciar la situación de su país, dejando en Cuba a su esposa (Penélope Cruz) e hija, defensoras de la revolución cubana.

Y eso es sólo el principio. A partir de ahí, múltiples personajes, historias y anécdotas tomarán parte durante las más de dos horas que dura la película, mostrando las contrapartes de la revolución, el espionaje, el terrorismo y la historia real que se vivió en aquella época con los “Hermanos al rescate”.

En entrevista, el director mencionó las dificultades que enfrentó para el rodaje de la película, como las carencias de equipo logístico que vivió en Cuba, lo complicado para enviar dinero desde Francia a la isla, y movimientos internacionales que afectaron, como la llegada de Jair Bolsonaro al gobierno de Brasil o la intensificación del bloqueo económico de Trump.

obre si la controversia de la historia complicó el rodaje, Assayas dijo “está claro que no hicimos amigos ni entre los castristas ni entre los anticastristas; vivíamos inmersos en un clima de desconfianza”.

Agregó que sabía que había espías infiltrados en su equipo y que se rastrearon los teléfonos móviles y las computadoras, por lo que “cada mañana tenía la sensación de ir a la guerra”.

No obstante, comentó que decidió contar esa historia porque su generación está “fuertemente influenciada por los acontecimientos de la Guerra Fría, y siento que siguen estando de plena actualidad”.

Reacciones polémicas

La película se ha presentado ya en festivales como el de Venecia o San Sebastián, pero con la llegada a la plataforma de streaming, el exilio cubano en Miami se ha exaltado, e incluso ha comenzado acciones contra lo que califican de “un insulto a la verdad”.

Incluso, se habla de la posibilidad de presentar una demanda judicial, como en el caso de Ramón Saúl Sánchez, líder del Movimiento Democracia, según se reveló a la agencia Efe.

“Es un proyecto político más que una historia cinematográfica”, declaró Sánchez, a quien se menciona en la trama pues se hace alusión a Movimiento Democracia.

Sánchez dijo a Efe estar indignado al ver la película pues se acusa a su movimiento de haber ganado mucho dinero llevando personas de América Latina a Estados Unidos, cuando lo que hizo durante años, asegura, fue que los huidos de Cuba pudieran estar junto a sus familias en Estados Unidos.

“Hasta una cuenta de 800 dólares en llamadas a Cuba tuve que pagar una vez”, explicó.

José Basulto (Leo Sbaraglia), fundador de Hermanos al Rescate en 1991, tiene actualmente 79 años y no quiere hablar mucho sobre la película, simplemente declaró que no le extrañaba la manera en que lo pintaban, pues “ellos (el régimen cubano) la hicieron posible”.

¿Qué fue Hermanos al Rescate?

Se trató de un escuadrón de aviadores civiles y una organización contrarrevolucionaria  fuertemente vinculada a la CIA, desmantelada en septiembre de 1998, con la detención de sus integrantes.

Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Fernando González, René González y Antonio Guerrero fueron juzgados y condenados en 2001 a largas penas de prisión y cadena perpetua, aunque sólo dos cumplieron sus condenas, mientras que los otros tres fueron indultados en la etapa de deshielo de las relaciones bilaterales.

Fuente: polemon.mx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s