Buenrostro le gana la partida a Herrera e impondrá su reforma fiscal tras elecciones

Realidades.- Se impone la estrategia de la jefa del SAT que ha elevado con fuerza la recaudación y ha ganado batallas contra multinacionales.

Raquel Buenrostro, jefa del SAT.

Raquel Buenrostro, jefa del SAT.Cuartoscuro

Si bien la reforma fiscal de la 4T será presentada hasta pasadas las elecciones intermedias de junio, la jugada está ganada: Raquel Buenrostro será la encargada de llevar a cabo este proyecto, con lo que se ratifica que no se crearán nuevos impuestos, pero se seguirán fortaleciendo las herramientas del SAT para cobrar los ya existentes, una estrategia que ha dado visibles resultados.

Esta iniciativa fiscal abrió dos frentes en el gobierno entre Buenrostro y Arturo Herrera. En días pasados, ambos se disputaron la ingeniería de la misma cuando la encargada del SAT adelantó unas primeras pistas al afirmar que ésta estaría encaminada en “facilitar” la contribución, a través de la simplificación administrativa.

Sin embargo, Herrera, en una comparecencia ante Diputados, buscó imponerse y asumir cierto control, afirmando que esta reforma sería construida desde Hacienda con apoyo del SAT. “Nosotros nos encargamos y por supuesto consultamos al SAT. Supongo que a Raquel le ganó un poquito el entusiasmo, pero la política tributaria se hace del lado de Hacienda. El presidente nos dio instrucciones muy precisas”, dijo el titular de Hacienda y Crédito Público.

Lo cierto es que la propuesta de Herrera era muy clara: una reforma más clásica, enfocada en reforzar la recaudación estatal de tal manera que dependiera menos de la federación, lo cual no entusiasmó mucho a López Obrador.

En cambio, Buenrostro ha empujado una estrategia de fortalecimiento en la recaudación de los impuestos ya existentes, misma que logró evitar un estrepitoso desplome de los ingresos tributarios el año pasado, cuando la economía cayó en poco más de 8%, lo que se explica en mayor medida por lograr que grandes contribuyentes pagaran millonarios adeudos. Los especialistas advierten que, por tanto, esa contención ya no se observará en 2021.

Además, las opciones son limitadas en la medida que la premisa de López Obrador es la de no crear nuevos impuestos. Una promesa cada vez más difícil tras la crisis y una lenta recuperación económica, enmarcada por la persistencia del virus y el lento avance del programa de vacunación en México y en el mundo. A pesar de eso, el mandato presidencial será obedecido por Buenrostro.

La funcionaria también se ha mostrado optimista sobre la iniciativa para reformar la Ley de Hidrocarburos, que pone restricciones más fuertes al robo de combustibles, por ejemplo, cuando en estaciones de gasolinas se ofrece más producto del que realmente se da, lo cual podría implicar- de ser aprobada la iniciativa- implicar el pierde de la concesión para dicha terminal que ocurra en este delito. 

Fuente.- LaPoliticaOnline

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s