El secretario de Estado de EE.UU. asegura que Washington ya no promoverá la democracia con intervenciones militares

Realidades.- “Haremos las cosas de manera diferente”, prometió Antony Blinken en un discurso.

Imagen ilustrativaFoto: Mike Segar / Reuters

El secretario de Estado de EE.UU. Antony Blinken ha asegurado en su primer gran discurso desde que asumió el cargo, que la Administración Biden buscará cambiar el rumbo de las “costosas intervenciones militares” y las políticas destinadas a un cambio de régimen en otros países.

El máximo diplomático estadounidense advirtió que las pasadas intervenciones de EE.UU. habían dado mala fama a la “promoción de la democracia” y habían perdido la confianza del pueblo estadounidense, por lo que la nueva Administración hará las cosas “de manera diferente”, prometió.

“No promoveremos la democracia mediante costosas intervenciones militares o intentando derrocar regímenes autoritarios por la fuerza”, subrayó Blinken. “Hemos probado estas tácticas en el pasado. Por muy bien intencionadas que fueran, no han funcionado“, añadió.

Relación con China

En su discurso, el secretario de Estado definió a China como “el único país” con el poder económico, diplomático, militar y tecnológico “para desafiar seriamente el sistema internacional estable y abierto”.

En este sentido, señaló que gestionar la relación con Pekín es “la mayor prueba geopolítica del siglo XXI“, y que el enfoque de su país hacia el gigante asiático será “competitivo cuando deba serlo, colaborativo cuando pueda serlo y adverso cuando tenga que serlo”.

Biden dice que "Xi Jinping no tiene un hueso democrático en el cuerpo" y afirma que no colaborará con él tal como lo hizo Trump

Biden dice que “Xi Jinping no tiene un hueso democrático en el cuerpo” y afirma que no colaborará con él tal como lo hizo Trump

El discurso de Blinken contrasta con las prioridades de política exterior fijadas por el expresidente Donald Trump, subrayando la importancia de luchar contra el cambio climático y la necesidad de volver a comprometerse con el resto del mundo luego de que el exmandatario rechazara algunas instituciones y compromisos internacionales. Asimismo, enfatiza las dos principales prioridades de Biden: combatir el coronavirus y resucitar la economía devastada por la pandemia.

Al mismo tiempo, el diplomático enumeró algunas cosas que no cambiarán, como enmarcar la política exterior en términos de los beneficios que brinda a los trabajadores estadounidenses. “Lucharemos por cada trabajo estadounidense y por los derechos, protecciones e intereses de todos los trabajadores estadounidenses”, apuntó Blinken.

El codirector del Consejo de Asuntos Hemisféricos, Patricio Zamorano, opina que todavía queda abierta la posibilidad de intervención política por parte de EE.UU. en los asuntos de otros países. Según el experto, “lo preocupante” es que el secretario de Estado “no señala que no va a haber intervenciones políticas o intervenciones a través del financiamiento de grupos internos que se opongan a gobiernos que Washington identifique como enemigos” de la nación.

“Así que, pese a que en el fondo está limitando en cierta forma la acción militar, todavía está abierta la posibilidad de intervencionismo ilegítimo o clandestino de EE.UU. en otros países”, sostuvo.

Fuentes.- RT

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s