Bimbo, Femsa e Iberdrola, entre los afectados por la reforma eléctrica

Realidades.- Hoy la IP produce 50% del consumo nacional de energía

La terminación de contratos derivados de la iniciativa para modificar la Ley de la Industria Eléctrica (LIE) propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador involucra intereses que van del Grupo Bimbo a Fomento Económico Mexicano (Femsa) –el mayor embotellador de Coca Cola y dueño de la cadena Oxxo–, Altos Hornos de México (Ahmsa), Grupo Posadas y la multinacional de origen español Iberdrola, entre otros, según se desprende de informes oficiales.

Las empresas privadas comenzaron a intervenir como generadoras de electricidad en 1988 –en el último año de la administración de Miguel de la Madrid–, cuando se hicieron las primeras modificaciones a la ley para permitir la participación privada, detalló el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas.

Primero lo hicieron como pequeños productores, bajo la figura de autoabastecimiento; posteriormente obtuvieron de los gobiernos facilidades hasta llegar a producir ahora 50 por ciento de la electricidad que se genera en el país bajo las figuras de autoabastecimiento, cogeneración, producción independiente, pequeña producción, exportación e importación, detalló la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

No sólo han sido las mexicanas. La apertura del sector eléctrico también ha permitido la participación de firmas internacionales, principalmente de origen español, a partir de 2000 y más agresivamente después de la reforma energética de 2013.

Entre 1999 y el tercer trimestre de 2020 las firmas extranjeras han invertido 17 mil 674.5 millones de dólares, de las cuales unos 8 mil 59 millones de dólares, es decir, 45.6 por ciento proviene de compañías españolas, revelan datos de la Secretaría de Economía (SE).

La participación privada en el sistema eléctrico incluye al menos a 255 empresas de autoabastecimiento, pequeña producción, exportación e importación, detallan los informes de la Secretaría de Energía (Sener).

De las empresas de origen español que se encuentran posicionadas en el mercado nacional destacan: Gas Natural, hoy Naturgy (empresa filial de Unión Fenosa); Endesa, Iberdrola, X-Elio, Sacyr, Acciona y Abengoa.

Según informes del Instituto de Comercio Exterior de España dados a conocer en 2020, entre Naturgy e Iberdrola producen 20 por ciento de la energía eléctrica en México.

La apertura a capitales privados en la industria eléctrica tuvo su genésis en diciembre de 1988, al final de la administración de Miguel de la Madrid, en el que se aprobaron modificaciones a la ley para permitir la participación de los particulares en la cogeneración para usos propios y los excedentes para la CFE.

Durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, en noviembre de 1992 se reformó nuevamente la ley para incorporar más modalidades de generación eléctrica como: autoabastecimiento, cogeneración, producción independiente, pequeña producción, exportación e importación.

Más adelante, en el periodo 1994-1998, durante la gestión de Ernesto Zedillo, la capacidad instalada de generación aumentó en el sector paraestatal 3.8 por ciento y en el privado 23.2 por ciento.

Al inició del gobierno de Vicente Fox, en 2000, el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) contaba con una capacidad instalada de generación de 36 mil 752.5 megavatios (MV) para el servicio público, de los cuales 98.7 por ciento (36 mil 268.5 MV) correspondió a la capacidad del Estado y 1.3 por ciento (484.0 MV) a la capacidad del sector privado.

Sin embargo, en el periodo 2006-2013 , durante la administración de Felipe Calderón, la producción de energía eléctrica del sector privado se disparó y creció 5.3 por ciento anual, al pasar de 59 mil 427.8 a 85 mil 092.7 gigavatios-hora (GVh).

Con la propuesta de reforma a la LIE se pretende eliminar la simulación y fraude a la ley amparados bajo el régimen de autobasto.

De acuerdo con el Ejecutivo las reformas a la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica de 1992 dio lugar a la introducción de generadores de electricidad que al amparo de la figura de autoabastecimiento producían no para su uso propio, sino para su venta a terceros, invadiendo esferas del servicio público de energía eléctrica, señaló la CFE. Informes de la Sener indican que actualmente se cuenta con mil 407 permisos de generación vigentes.

Algunos de los contratos que podrían ser renegociados o cancelados anticipadamente son los de Grupo Bimbo, de Daniel Servitje, que posee tres permisos para generar electricidad y tiene una producción agregada autorizada de 6.89 GV-h/año.

Asimismo, Altos Hornos de México, de Alonso Ancira; Iberdrola, de José Ignacio Sánchez Galán; Teléfonos de México, de Carlos Slim y Palacio de Hierro, de Alberto Bailléres.

Entre otras empresas además de las mineras y cementeras, están Caterpillar, de Marco Villarreal; FEMSA, que comanda José Antonio Fernández Carbajal, Grupo Modelo, que preside Cassiano de Stefano; Grupo Posadas, de José Carlos Azcárraga, y Sabritas, de Roberto Martínez.

Cabe recordar que algunos de estos prominentes hombres de negocios han sido señalados como los que han financiado campañas sistemáticas en contra de Andrés Manuel López Obrador.

Fuente: La Jornada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s