2020, el año más letal

Realidades. – Durante 2020 murieron por distintas causas 954 mil 517 personas, 40 por ciento más de lo que se esperaba si el virus no hubiera azotado al país. La pandemia se convirtió en la segunda causa de muerte detrás de las enfermedades cardiovasculares, pero la primera en la población de entre 35 y 64 años.

Los datos que el Inegi ofreció la semana pasada muestran el tamaño real de los estragos que el covid-19 ha causado en el territorio nacional: durante 2020 murieron por distintas causas 954 mil 517 personas, 40% más de lo que se esperaba si el virus no hubiera azotado al país. La pandemia se convirtió en la segunda causa de muerte detrás de las enfermedades cardiovasculares, pero la primera en la población de entre 35 y 64 años. Sin duda, el año pasado ha sido el más letal en la historia reciente de México. Dichas cifras no contemplan el arranque de 2021, cuando los registros oficiales de muertes se han disparado…

En julio y agosto del año pasado, un mes después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la pandemia de covid-19 había sido “domada” en México, ocurrieron 56 mil 614 defunciones derivadas de la enfermedad causada por el SARS-CoV-2, al ritmo de 913 muertes por día.

Por lo menos durante estos dos meses, el covid-19 fue la principal causa de muertes en México, y su propagación en una población vulnerable como la mexicana convirtió 2020 en el año más letal en la historia reciente del país, con 954 mil 517 defunciones registradas por la Secretaría de Salud (Ssa) hasta el 12 de diciembre, 40% más que las cifras esperadas sin pandemia.

El incremento fue brutal: en un día cualquiera de los primeros ocho meses de 2019 fallecían, en promedio, 2 mil 56 personas en México; durante el mismo periodo del año siguiente murieron 2 mil 814 personas por día, según las “estadísticas de exceso de mortalidad por las principales causas de muerte” que publicó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) el pasado martes 26.

La llegada de cientos de cuerpos adicionales saturó los servicios funerarios hasta la fecha, creando un embudo que alarga varios días los plazos para enterrarlos; aparte, el covid-19 devastó a sus trabajadores: por lo menos cuatro de cada 10 de ellos se infectaron, y al menos 3 mil fallecieron, según comunicó la semana pasada la Asociación Nacional de Directores de Funerarias de México.

El sistema hospitalario también sufre una sobrecarga, y el personal de salud de México pagó un precio muy alto por estar en primera línea de la atención a las personas enfermas: 2 mil 470 fallecieron por covid-19 en 2020, con un promedio de nueve muertes registradas por día a partir del mes de abril. México es, después de Estados Unidos, el país que registró el mayor número de pérdidas en su personal de salud.

Los datos del INEGI –basados en los certificados de defunción a nivel nacional– exhiben el tamaño real de los estragos que está causando la pandemia de covid-19 en el país, con cifras de defunciones mucho más graves que las que reportaban la Ssa y sus voceros el año pasado, pues se limitaban a las defunciones ocurridas en hospitales.

En junio, López Obrador todavía aseguraba que México había superado “lo más difícil” y “lo más riesgoso” de la pandemia, dado que “entre todos” se había logrado “aplanar la curva” de contagios; sin embargo, en aquel momento el número de muertos se estaba disparando, ya sea a consecuencia directa del covid-19 o como efecto indirecto de la epidemia.

Fuente: Proceso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s