La casa de los vientos, la joya artística de verano de Diego Vera

Realidades.- Diego Rivera es uno de los artistas más reconocidos del país, pero también uno de los más controvertidos por diversas razones. La “Epopeya del Pueblo Mexicano?” cubre una pared del Palacio Nacional en la Ciudad de México. Pero existe una casa en Acapulco que le perteneció a este artista, y aquí te la mostramos.

En sí, como muchas cosas de Rivera y Kahlo, la casa perteneció a Dolores Olmedo, impulsora de las artes en México. Entre 1956 y 1957, Rivera llegó a vivir a su casa de verano en Acapulco debido al cáncer que padecía.

Diego Rivera realizó sus últimas obras en esta casa antes de morir, entre las que destacan varias puestas del sol, un mural en el techo que consiste en un paisaje marítimo en el que aparece Dolores Olmedo como una sirena rodeada de cuatro estrellas. También destaca un sapo-rana, figura que simboliza a Diego Rivera, ofreciendo a su amada un corazón y una paleta.

La obra más emblemática está en la fachada principal de la casa, donde aparecen Exekatlkalli o Ehecatlcalli (la casa del Dios Echécatl), este mural ocupa 70 metros cuadrados de la residencia.

En 1956 Diego Rivera completó el mosaico de conchas de mar que adorna el exterior de la casa de mecenas Dolores Olmedo en Acapulco. El famoso artista tardó dieciocho meses en terminarlos y poder representar varias deidades Mesoamericanas, el a veces reconocido como “dragón” de Quetzalcóatl.

Diego Rivera murió en esta casa en el año de 1957. Aunque ha habido pláticas para tratar de convertir esta casa en museo, ninguna acción se ha llevado a cabo aún. Así que uno todavía puede observar los murales desde la calle.

La realidad es que esta casa era de verano, para un descanso de ensueño, pero en cuestiones artísticas no hay mucho que ver. El barrio es encantador para caminar. Otras construcciones antiguas de arquitectura interesante se pueden ver aquí, como la estructura en forma de castillo con leones de piedra resguardando el frente y algunos viejos hoteles abandonados y tenebrosos.

Pero si de arte se trata, es más recomendable visitar la galería Dolores Olmedo, situada en el Centro de Convenciones al otro extremo de la ciudad, en Acapulco, la galería se ha destacado desde hace muchos años.

De la también llamada “La Casa de los Vientos”, está ubicada en la calle Diego Rivera en el fraccionamiento la Playas, en la zona del Acapulco Tradicional y en el cerro de la Pinzona, se resguarda el estudio de Diego Rivera donde dos murales en el techo, uno en la terraza, dos más en los barandales y dos en la fachada.

En el año 2013, la Secretaría de Cultura de Guerrero y la Fundación Slim adquieren el inmueble con el propósito de conservar los murales y adaptar el espacio para su funcionamiento como Centro Cultural denominado La Casa de los Vientos.

El inmueble fue vendido en 3 millones de dólares por su depositario, Carlos Phillips Olmedo al gobierno federal, al gobierno del estado y a la fundación Carlos Slim.

La Casa de los Vientos le abrió las puertas a políticos como Miguel Alemán Valdés; Adolfo López Mateos y otros personajes. Aquí pintó una serie de 25 atardeceres preparó su última exposición antes de morir el 24 de noviembre de 1957.  

Fuente: MXCITY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s