López Obrador inicia en Guanajuato su gira por varios de los estados más violentos de México: ¿cuál es el objetivo?

Realidades.- El mandatario recorrerá los principales bastiones del Cártel Jalisco Nueva Generación.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, inició en Guanajuato una gira por algunas de los estados más violentos del país, que incluirá visitas a Jalisco y Colima, las principales zonas de influencia del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

“Vamos a estar en estos tres estados para apoyar, para respaldar todas las acciones que se están llevando a cabo con el propósito de conseguir la paz y de proteger a los ciudadanos, de apoyar a la gente de esos tres estados”, dijo el presidente el pasado martes en su conferencia matutina.

La decisión del mandatario se da luego de que el enfrentamiento entre grupos criminales en estas zonas detonara una nueva oleada de violencia en el centro y occidente de México.

La gira ha sido interpretada por algunos analistas como una respuesta de López Obrador al desafío que lanzaron organizaciones criminales, como el Cártel Santa Rosa de Lima, al Gobierno federal.

El caso Guanajuato

Este miércoles, el presidente estuvo en Irapuato, Guanajuato, ciudad donde ocurrió la masacre de 27 personas en un centro de rehabilitación.

Un hecho que, aunado con otros sucesos como los ataques en la ciudad de Celaya y el asesinato cinco policías en una emboscada, han convertido a Guanajuato en “uno de los estados con más inseguridad y problemas de violencia”, según López Obrador. 

En lo que va de la administración actual, Guanajuato es el estado con más homicidios dolosos de todo el país, con 4.422 asesinatos registrados de diciembre de 2018 a mayo de 2020.

La violencia desatada por el crimen organizado en Guanajuato está relacionada con el robo de hidrocarburos, debido a una red de ductos que pasan por algunos de los municipios con mayores índices de más violencia: Irapuato, Apaseo el Alto, Salamanca, Silao, León. 

El robo de combustibles en Guanajuato pasó de 14.591 barriles por día en 2018, a 510 barriles a julio de 2020. También hubo una reducción de tomas clandestinas, al pasar de 1.919 a 317 en el mismo periodo. Datos que evidencian la manera en que el combate a los grupos criminales, que manejan el negocio del robo de hidrocarburos, ha generado mayores niveles de violencia. 

“Voy a ser la piedra en su zapato”, amenazó el jefe del Cártel de Santa Rosa de Lima, José Antonio Yépez alias ‘El Marro’, tras el arresto de su madre, su hermana y su prima, en junio pasado. 

Había contubernio con las autoridades y se consolidaron como grupos. Lograron hasta construir bases de apoyo. Enfrentarlos ha llevado más tiempo. Ya no hay impunidad”, señaló este miércoles López Obrador, aludiendo a las condiciones en que se encontraba la entidad.

Limar asperezas para enfrentar a cárteles

La situación de violencia en Guanajuato había provocado un enfrentamiento político entre el presidente del país y el gobernador Diego Sinhue Rodríguez, que derivó en un intercambio de señalamientos. 

Sin embargo, la presencia de López Obrador en el estado permitió limar algunas asperezas.

Estamos buscando mejorar la coordinación entre el Gobierno del estado y el Gobierno federal. El ciudadano gobernador ha decidido participar en una estrategia conjunta, independientemente de algunas diferencias que tenemos”, afirmó el mandatario.

Por su parte, el gobernador Rodríguez, que había asegurado que no participaría en las reuniones de seguridad con el Gobierno seguridad, señaló que esto fue un error.

Cambié mi posturaReconocí que eso no abona a la construcción de la paz“, dijo el mandatario estatal.

Durante su exposición, el gobernador de Guanajuato explicó que buena parte del incremento de la violencia en la entidad, registrada en los últimos años, tiene que ver con un enfrentamiento entre “dos grupos en pugna”: el Cártel Santa Rosa de Lima y el Cártel Jalisco Nueva Generación.

Entre 2018 y 2020, el Gobierno de Guanajuato reporta 820 detenidos Cártel Santa Rosa de Lima y 762 capturados del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Mientras tanto, la Secretaría de la Defensa Nacional reportó un incremento en la incautación de armas en la entidad. Tan solo en 2020, el Ejército ha decomisado 383 armas largas y 491 armas cortas, dato superior todo el arsenal recuperado en 2019.

Jalisco y Colima, bases del CJNG

Pero además de Guanajuato, la gira de López Obrador incluirá los estados de Jalisco y Colima, dos de los principales bastiones del Cártel Jalisco Nueva Generación, organización criminal que en fechas recientes ha desafiado a las autoridades mexicanas.

El pasado 26 de junio, el jefe de la policía de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, acusó al CJNG de atentar en su contra, cuando un comando armado disparó a su vehículo con armas de alto poder, en un hecho sin precedentes en la capital mexicana.

El cártel también amenazó de muerte al actual gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, un hecho que el mandatario estatal calificó como “un desafío contra el Estado mexicano”.

La organización criminal es considerada como una de las de mayor expansión en México en la última década. 

Jalisco, además, es la entidad con mayor cantidad de personas desaparecidas y de cuerpos encontrados en fosas clandestinas, desde que López Obrador asumió la presidencia del país. En junio pasado, las autoridades informaron sobre el hallazgo de 75 bolsas con restos humanos en el estado.

De enero a mayo de 2020, Jalisco registró 1.094 víctimas de homicidio doloso, cifra similar reportada en 2019, a pesar del confinamiento ocasionado por la pandemia de covid-19.

La gira del presidente también incluirá a Colima, un pequeño estado costero que registra la mayor tasa de homicidios en relación al número de habitantes.

De acuerdo con datos presentados por la Secretaría de la Defensa Nacional, Colima contabiliza 137,23 homicidios por cada 100.000 habitantes. La tasa más alta asesinatos en todo el país, que tiene una media de 39,43.

La violencia en esta entidad tiene que ver en buena medida con el control del puerto de Manzanillo, lugar que representa un sitio estratégico para la economía criminal, al ser un lugar de entrada de precursores químicos para la fabricación de drogas sintéticas.

De ahí que la gira de López Obrador por algunas de las entidades más violentas del país haya llamado la atención de algunos analistas mexicanos, en un contexto donde la inseguridad parece no ceder terreno a los intentos del Gobierno federal por recuperar la paz y la tranquilidad de los ciudadanos.

Fuente: RT

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s