¿Por qué hay un estatua de Benito Juárez en Washington? Una historia de amistad entre dos naciones

Realidades.- La estatua de Benito Juárez en Washington D. C. está acaparando los reflectores internacionales. Te contamos por qué y cuál es el origen de este monumento al Benemérito de las Américas.

Durante su visita oficial, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ofrendó este miércoles un arreglo floral a la estatua de Benito Juárez, a quien considera un ejemplo de servidor público. La visita se realiza en el pleno debate sobre si ciertos monumentos a figuras históricas vinculadas al colonialismo y el esclavismo se deben derribar. La estatua de Benito Juárez no ha recibido ningún ataque, por el contrario, es considerada un aporte de la cultura mexicana al país estadounidense.

¿Cómo llegó una estatua de Benito Juárez a Estados unidos?

En 1966, el presidente de Estados Unidos, Lyndon Johnson, visitó la Ciudad de México para donar una estatua del presidente Abraham Lincoln, réplica del monumento diseñado por el arquitecto Augustus Saint-Gaudens y que está en Chicago. La estatua que Johnson regaló a México está ubicada en el Parque Lincoln en la zona de Polanco.

Cabe destacar que el presidente Lincoln es uno de los más apreciados por los mexicanos, ya que cuando fue legislador en el Congreso de los Estados Unidos, se opuso firmemente a la intervención militar en México (1846-1848). Posteriormente como jefe de estado, rechazó la intervención francesa.

Como respuesta amistosa, el gobierno mexicano hizo llegar la estatua dedicada a Benito Juárez. El icono se inauguró el 7 de junio de 1969 en Washington. Se contó con la presencia del Antonio Carrillo Flores, ministro de relaciones exteriores de México, y Dean Rusk, presidente de Estados Unidos, quien mencionó en el discurso:

“Hemos compartido con México uno de nuestros grandes héroes y ahora México comparte con nosotros uno de sus grandes hijos.”

La estatua de Benito Juárez está ubicada en el cruce de las avenidas Nuevo Hampshire y Virginia, a unos metros del Hotel Watergate. La obra se trata de una réplica del monumento del escultor Enrique Alciati. Para su traslado, viajó en camión desde México a Laredo, Texas, para luego transbordar a un ferrocarril con destino a Washington. Al llegar, la escultura presentaba algunas grietas.

Inmediatamente, el gobierno de Estados Unidos contactó a profesionales para restaurar la estatua. Hoy la imagen se mantiene en pie, a su calce se encuentra la fraseEl respeto al derecho ajeno es la paz, tanto en español como en inglés.

Fuente: México desconocido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s