Encuesta: Quintana Roo de los estados que menos paga a sus policías

Realidades.- Muchos elementos compran equipo con sus propios recursos.

La mayoría de policías en México ganan 10 mil pesos al mes y tienen que utilizar parte de su salario para pagar el equipo que utilizan (botas, uniformes, reparar patrullas y chaleco antibalas, entre otros); cuando los gobiernos federal, estatal y municipal están obligados a proporcionarlos, denunció Daniel Blanc Munguía, investigador de la organización no gubernamental Causa en Común. El estado de Quintana Roo se ubica a media tabla, con sueldos entre los 10 mil y 12 mil pesos.

La Encuesta 2019 ¿Qué piensa la policía?, de 68 preguntas, se aplicó virtualmente a cuatro mil 422 elementos de 28 estados —excepto Michoacán, Nayarit, Puebla y Tabasco, cuyos gobiernos no lo permitieron— para conocer su percepción sobre el funcionamiento de sus corporaciones y sus condiciones y dinámicas laborales.

Bajos salarios, jornadas laborales extenuantes y necesidad de comprar con su dinero insumos de trabajo, como chalecos antibalas, son algunas situaciones que demuestran el abandono de las policías del país por parte de los gobiernos municipales, estatales y el federal, reveló la investigación.

María Elena Morera Mitre, presidenta de Causa en Común, recordó que “vivimos la peor crisis de inseguridad en la historia, y si queremos policías de primer nivel deben recibir un salario, capacitación y equipamiento de primer nivel; de lo contrario, nunca contaremos con instituciones civiles que puedan hacer frente a las amenazas”.

En conferencia virtual, Daniel Blanc señaló que el salario promedio nacional para un policía es de 11 mil 787, de acuerdo con una gráfica que mostró, el estado de Quintana Roo se ubica a media tabla con sueldos entre los 10 mil y 12 mil pesos. Los tres primeros son Baja California, San Luis Potosí y Sonora, donde los sueldos fluctúan entre 18 mil 201 y 14 mil 760.

María Elena Morera indicó que se pudo constatar que 51 por ciento de los elementos de seguridad ha tenido que comprar con sus recursos botas o calzado, 44 ha adquirido cartucheras, 25 tiene que pagar las reparaciones de las patrullas que utilizan y 25 por ciento tiene que costear las balas de sus armas de fuego.

La activista añadió que el ejercicio también reveló, entre otros hallazgos, que 65 por ciento de policías no tiene conocimiento sobre cómo realizar audiencias ante un juez; 52 jamás ha recibido cursos de primeros auxilios; 34 por ciento no ha sido capacitado para manejar una patrulla; 29 no tiene capacitación en materia de género y 19 por ciento nunca ha sido instruido sobre uso de la fuerza o detención de personas.

Morera consideró que las carencias como los bajos salarios se explican por la indolencia de actores políticos que han condenado a los policías al abandono: “Lo peor es que se ha tomado como pretexto para militarizar la seguridad pública, definición que no resolverá la crisis de inseguridad que padece el país”.

La encuesta fue comentada por Luis de la Barreda Solórzano, ex presidente fundador de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, e investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), así como por Héctor de Mauleón, escritor y periodista.

De la Barreda Solórzano remarcó la importancia que tiene la policía como institución que cuida la seguridad pública, y criticó el desprecio por parte de las autoridades: “Creo que un país como México, que ha despreciado a la policía está pagando las consecuencias con la alta incidencia delictiva, al no haber formado profesionales”.

Héctor de Mauleón expuso su preocupación por los bajos niveles de confianza en los cuerpos de seguridad cuando México vive una violencia sin precedentes: “ya vivimos el año, el fin de semana y el día más violento desde que se mide; además, el abandono y desmantelamiento de las policías civiles, así como la militarización de la seguridad”.

Si queremos policías de primer nivel, también deben recibir un salario, capacitación y equipamiento de primer nivel. Si queremos que nos cuiden, empecemos por cuidarlos. De lo contrario, nunca contaremos con instituciones civiles que puedan hacer frente a las amenazas”, concluyó Morera.

Fuente: Primera Plana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s