Confirman la destrucción en Yucatán de 1500 colmenas

Realidades.- La tormenta tropical “Cristóbal” arruinó el 50 por ciento de las colmenas durante la semana de lluvias que cayeron sobre Yucatán

Una terrible destrucción para la industria apícola de Yucatán dejó la tormenta tropical “Cristóbal” ya que cuando menos el 50% de las colmenas se perdieron durante casi una semana de lluvias.

Rolando Canché Pool, representante de la asociación “Mayacab” (Miel Maya), que agrupa por ahora a unos 150 productores, afirmó que las abejas se murieron, en perjuicio de cientos de apicultores del oriente de Yucatán.

Canché Pool, indicó que en esta ciudad hay dos empresas exportadoras de miel y cada una capta de 2,000 a 3,500 toneladas al año, según el clima, pues cuando llueve oportunamente hay buena floración y la cosecha aumenta, pero a veces no llueve y la producción disminuye considerablemente.

Destacó que la cosecha de miel no fue buena esta vez, ya pasó floración de la enredadera, el tajonal y el dzidzilché, pero queda la multiflora, entre ellos el tzalam, chechén, chacá y otros, pero la situación se complicó porque la mayoría de los apiarios quedó bajo el agua y las abejas se murieron.

Terrible afectación a la apicultura

El también productor apícola y exadministrador de una empresa exportadora del dulce, añadió que cuando las cajas o colmenas están en sitios bajos, quedan en peligro en caso de inundación.

Afirmó que este junio nadie imaginó que las lluvias duraran tantos días y fueran  extraordinarias, así que las pérdidas son muchas y se complica la situación económica de los apicultores.

Señaló que de por sí los apicultores ya tenían problemas por la pandemia de Covid-19, pues no hay actividad en los centros de acopio y no pueden vender lo que poco que tienen en bodega.

Calculó que en el Oriente, que incluye a Valladolid, Chemax, Chichimilá, Tekom Tixcacalcupul, Temozon, Uayma, Tinum, Chankom y otros municipios, se perdieron unas 15,000 colmenas, es decir, el 50% de las cajas que hay en la región, calculadas en 30,000, de modo que la situación es grave.

Agregó que con las pocas colmenas que quedaron, quizá los exportadores podrían comprar unas 850 toneladas del dulce, cada uno, para enviar a Europa esta temporada que aún no acaba. Además muchas flores se perdieron por los vientos y por el exceso de agua, de modo que también en ese rubro no hay muchas esperanzas.

Fuente: La Verdad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s