El Gobierno de España anuncia un ‘plan para la transición hacia una nueva normalidad’ en cuatro fases

Realidades.- Está previsto que cada fase tenga una duración aproximada de dos semanas, y que se alcance la “nueva normalidad” a finales de junio.

El presidente español, Pedro Sánchez, presenta este martes en rueda de prensa las medidas para la desescalada aprobadas en la reunión del último Consejo de Ministros. Se trata de un ‘plan para la transición hacia una nueva normalidad’ que se desarrollará en cuatro fases diferenciadas.

El Gobierno, que admite que no hay un calendario cerrado para la desescalada, estima que cada una de las fases tendrá una duración aproximada de dos semanas, coincidiendo con el periodo medio de incubación del virus. Sánchez ha insistido en que, en cualquier caso, no se tratará de una transición homogénea: cada zona de España tendrá su propio ritmo en el avance por las fases de la desescalada, en virtud de sus particularidades y riesgos concretos. “Será una desescalada, por lo tanto, asimétrica, con distintas velocidades según el territorio“, subrayó el presidente.

“Al concluir la desescalada, podremos decir que cada provincia ha llegado a la situación de nueva normalidad hasta que llegue la vacuna”, explicó el mandatario español, que “con toda la prudencia” se atrevió a estimar que “a finales de junio estaríamos en la nueva normalidad“.

Breve bosquejo de cada una de las fases

Sánchez se ha referido a la fase 0 como el momento actual, correspondiente al periodo de “preparación de la desescalada”, que ya habría comenzado en realidad, aunque ha marcado su inicio oficial para todos los territorios el próximo lunes 4 de mayo. 

“El lunes 11 de mayo, todas las provincias que cumplan los requisitos pasarán directamente a la fase 1, y quincenalmente Sanidad evaluará los marcadores”, especificó.

En dicha fase 1 se permitirá “el inicio parcial del pequeño comercio bajo estrictas medidas de seguridad”, con la excepción de “los grandes centros comerciales, donde pueden producirse grandes aglomeraciones”. “La apertura de hoteles y alojamientos turísticos” también se contemplaría en este tramo de la desescalada “excluyendo zonas comunes” de este tipo de establecimientos. “En el transporte público, el uso de la mascarilla estará altamente recomendado” durante esta fase.

Para el siguiente estadío, la fase 2, el presidente prevé la apertura “del espacio interior de los locales de restauración para el servicio de mesas”, así como la reapertura de “centros educativos” con tres propósitos: “actividades de refuerzo, garantizar que los niños menores de seis años puedan acudir a los centros si los padres tienen que acudir a trabajar y para realizar la EBAU [prueba de acceso a la Universidad]”. En este periodo también “se podrán realizar actos culturales con menos de 50 personas en lugares de aforo”, y de menos de 400 personas si es al aire libre, “siempre y cuando estén sentadas”. Es también en este tramo de desescalada cuando “se abrirán cines y teatro con limitación de un tercio de aforo”.

Sánchez se ha referido a la fase 3 como “la fase avanzada”, que tendrá lugar “una vez que se cumplan los marcadores requeridos” y traerá consigo una relajación de las restricciones de movilidad. “En restauración se limitarán algo más las restricciones de aforo, pero con estricta separación entre el público”, añadió.

Criterios unificados

El presidente insistió en que “habrá unas reglas coherentes y compartidas para estos avances”, es decir, “unos marcadores que definirán la disposición en la que se encuentra cada provincia para avanzar” en su proceso de desescalada. “Los protocolos de desescalada han sido elaborados con las recomendaciones de los expertos”, añadió.

A la hora de detallar cuáles serían estos marcadores, el presidente ha señalado en primer lugar “las capacidades estratégicas del sistema sanitario, tanto en su vertiente de atención primaria –que va a cobrar una importancia absoluta, primordial–, y la atención hospitalaria y el número de camas UCI”.

En segundo lugar se refirió a “la situación epidemiológica en la zona“. A continuación, como tercer criterio señaló “las medidas de protección colectiva en el trabajo, el comercio y el transporte público“,  y en cuarto lugar, “los datos de movilidad y los datos socioeconómicos“.

“Estos marcadores serán públicos, serán transparentes, de modo que la ciudadanía pueda conocer las decisiones de las Administraciones públicas”, concluyó al respecto. 

El virus “sigue ahí al acecho”

Buena parte de la alocución del presidente ha ido dirigida a subrayar la importancia del esfuerzo colectivo y la responsabilidad ciudadana en esta fase de la lucha contra la pandemia.

“El virus, hay que recordarlo, no se ha ido: sigue ahí al acecho”, recordó el presidente, señalando por lo tanto que para recuperar la ansiada normalidad ya “no basta con encerrarnos tras los muros de nuestro hogar y renunciar a salir al exterior”. En ese sentido ha indicado que “ahora toca lo más difícil, lo más complejo, seguir cada minuto las reglas de actividad social, de movilidad”. “Los protagonistas de esta etapa son los ciudadanos“, subrayó.

“El Gobierno es perfectamente consciente del ansia que viven millones de españoles por recuperar cuanto antes su vida cotidiana”, dijo Sánchez.

Fuente: RT

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s