Medidas irracionales e inconstitucionales en Quintana Roo, cierran avenidas y prohíben el libre tránsito de vehículos con placas foráneas sin vínculo técnico-científico relacionado con la disminución de contagios

El gobernador del estado de Quintana Roo, Carlos Manuel Joaquín González, anunció la restricción vehicular y movilidad de personas los fines de semana como parte de las acciones para hacer frente a la tercera fase de la contingencia sanitaria del COVID-19 y con el fin de salvaguardar la salud de las personas y disminuir el contagio de la enfermedad.

El mandatario estatal añadió que a partir del próximo fin de semana, queda totalmente prohibida la circulación a todas las personas que no realicen actividades esenciales o que estén moviéndose sin razón de abasto o de emergencia de salud y será obligatorio el uso de cubrebocas para poder movilizarse por la calle, en caso de que no se cuenta con ello, la policía les proporcionará en los filtros de restricción de movilidad.

Entre las medidas determinadas están las siguientes:

1. No podrán circular vehículos particulares los fines de semana.

2. Queda prohibida la circulación de vehículos con placas de otros estados y permisos provisionales (aplica para todos los días).

3. Restricción para las personas que estén en la calle sin realizar actividades esenciales.

4. Utilización de cubre bocas obligatorio fuera de las casas (calle, vehículos, etc).

5. Sanciones administrativas e incluso arresto a las personas que incumplan con cualquiera de los puntos mencionados.

Sin embargo, no existe sustento científico que señale el vínculo en la prohibición de la circulación de vehículos con placas foráneas o el cierre de avenidas principales con la mititgación de la pandemia por la enfermedad Covid-19.

El estado de Quintana Roo tiene una densidad poblacional relativamente baja y no hay grandes aglomeraciones de tráfico vehicular como si sucede en la Ciudad de México donde no se han tomado medidas tan restrictivas como impedir la circulación de vehículos con placas foráneas.

La medida es restrictiva y jurídicamente contraviene la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que en su artículo 11 establece el libre tránsito.

El artículo 11 de nuestra Constitución reconoce desde 1917 el derecho de toda persona a transitar y residir de manera libre en el territorio mexicano al señalar que:

Toda persona tiene derecho para entrar en la República, salir de ella, viajar por su territorio y mudar de residencia, sin necesidad de carta de seguridad, pasaporte, salvoconducto u otros requisitos semejantes. El ejercicio de este derecho estará subordinado a las facultades de la autoridad judicial, en los casos de responsabilidad criminal o civil, y a las de la autoridad administrativa, por lo que toca a las limitaciones que impongan las leyes sobre emigración, inmigración y salubridad general de la República, o sobre extranjeros perniciosos residentes en el país.

Esta medida restrictiva hacia vehículos con placas foráneas solo se diagnostica como irracional y no tiene vínculo científico con la disminución de contagios, de igual forma, el cierre de avenidas es similar. Ambas medidas carecen de sustento científico y jurídico en beneficio de la mitigación de la pandemia.

Ahora todas la familias en el estado con automoviles con placas de otros estados ven impedida su movilidad para poder adquirir alimentos y es violado su derecho constitucional al libre tránsito.

¿Usted qué opina amable lector?

Columna: Pensamiento Crítico Quintana Roo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s